Mi orgullo es ser Andaluz

Los hombres se distinguen menos por sus cualidades naturales que por la cultura que ellos mismos se proporcionan. Los únicos que no cambian son los sabios de primer orden y los completamente idiotas. (Confucio)
lubusrojo
Miembro nuevo
Miembro nuevo
Mensajes: 9
Registrado: 24 Ene 2009, 22:25

Re: Mi orgullo es ser Andaluz

Mensaje sin leer por lubusrojo » 14 Oct 2009, 20:16

El orgullo no tiene ni color, ni sabor ni tamaño pero es lo mas dificil de tragarse.

Avatar de Usuario
CaminodelZen
Premium
Premium
Mensajes: 320
Registrado: 17 Ago 2008, 01:41
Ubicación: Aquí y Ahora
Contactar:

Re: Mi orgullo es ser Andaluz

Mensaje sin leer por CaminodelZen » 14 Oct 2009, 21:55

lubusrojo escribió:El orgullo no tiene ni color, ni sabor ni tamaño pero es lo mas dificil de tragarse.
Excelente sentencia.
¿He dicho "sentencia" verdad?...Que curiosas acepciones...

Avatar de Usuario
CaminodelZen
Premium
Premium
Mensajes: 320
Registrado: 17 Ago 2008, 01:41
Ubicación: Aquí y Ahora
Contactar:

Re: Mi orgullo es ser Andaluz

Mensaje sin leer por CaminodelZen » 15 Oct 2009, 01:01

Visto lo visto que tenemos una venda en los ojos con las cosas de andalucia? Esta confirmado que Blas infante se hizo de la religion arabe? Me parece todo como muy exagerado
Sobre vendas auto-adhesivas y otros enseres...

Verás, estimado anónimo. Habría mucho que decir sobre las vendas y sobre cómo se adhieren a la piel. Las vendas de muchos son auto-adhesivas. Quitarlas cuesta y duele. Y esto me hace recordar algo...

Probablemente conozcas un grupo religioso llamado "Testigos de Jehová". Dicen de sí mismos ser "celosos" con sus creencias. Efectivamente, cultivan ese celo. En sus muchas reuniones semanales -gracias a la literatura editada por su centro logístico en Brooklyn- aprenden desde cultura bíblica hasta lo que ellos denominan "Ministerio de Campo", que no son más que las técnicas de venta para hacer aun más exitoso su proselitismo religioso.

Sucede que hace muchos años conocí a un miembro de este grupo que además soportaba cierta responsabilidad dentro de la congregación a la que pertenecía. Él, había incluso "nacido en la verdad", que es así como llaman al testigo de Jehová cuyos padres ya eran miembros de la congregación al nacer el hijo y ser criado bajo las directrices de esta creencia. No es necesario decir que sus años de conocimiento y el ambiente en el que había vivido impregnó en él hasta el punto de que no podía disociar su propia identidad de sus creencias y costumbres.

No diré aquí cómo fue que acabó abandonando esas creencias, pero me llamó la atención que ese sacrificio inmenso de despegar la venda de sus ojos le llevó a pasar casi diez días de cama como si estuviese enfermo. Y, en realidad, lo estaba: Había suicidado parte de sí mismo. Apenas comía y casi siempre sollozaba entre las breves frases que cruzaba con los pocos amigos y familiares que aún le quedaban cerca (Los testigos de Jehová suelen renunciar a mantener contacto con quienes abandonan su grupo). Su caso sea, probablemente, la afección más grave que he tenido oportunidad de presenciar ante el abandono de una creencia. Las reacciones más típicas son otras. La mayoría "opta" -casi nunca voluntariamente, sino como resultado de una pulsión cerebral poco controlada- por negar, patalear, gritar, ridiculizar, atacar, infamar, huir... En fin, todo lo indecible antes que aceptar la verdad sintética de los hechos siempre y cuando estos vengan a negar una creencia o idea propia (¿He dicho ya "huir"?... Ah, sí, ya lo he dicho).

En su segunda acepción la RAE define "sectario" como: "Secuaz, fanático e intransigente, de un partido o de una idea". No sorprende que sea difícil comunicarse con un sectario o bien que este no permita una comunicación sin exigencias. Y esas exigencias suelen partir de aceptar previamente ideas como estrictamente ciertas... Sin que importe poco si lo son o no, claro está... En los sectarismos, y esto es muy importante, es más valioso el continuo intercambio de una idea falsa que la investigación honesta que pueda cuestionar su veracidad. Esto tiene mucho sentido desde un punto de vista psicológico, dado que ese intercambio provoca dos efectos sobre el ego: Auto-afirmación y sentimiento de pertenencia. Sin lo primero, el individuo se ve obligado a cargar con su libertad (Lectura recomendada: El miedo a la libertad, de Erich Frömm); sin lo segundo, el individuo se siente desahuciado y solo.

Una de las muchas cosas buenas que tiene mi intervención en este hilo es que ha venido a equilibrar distintos puntos de vista sobre un mismo asunto. A todas luces, resulta tendencioso y sectario que sólo se aporte -o sólo se permita aportar- una lectura única de ciertos hechos o un único mensaje sin que otros pareceres contrapuestos tengan cabida. En mis últimas intervenciones en el hilo he procurado no aportar opiniones personales. Me he limitado a transmitir vídeos, textos o enlaces que ofrecen una visión más correcta del concepto que inicialmente este hilo ofrecía sobre Andalucía como región y como entidad cultural.

Admito que no me gusta encontrarme con sectarismos. Si mi intervención en este hilo ha servido para exterminar algún tipo de sectarismo, bienvenida sea. Sería contradictorio desear recuperar lo que no estuvo bien. El estado de un Foro que no pertenece a ninguna ideología concreta no debería acabar convirtiéndose en adalid de retorcidas y erróneas creencias.

Sí, es cierto, es más cómodo vivir con una venda en los ojos porque otros siempre estarán dispuestos a guiarte (Casi siempre para su propio beneficio...). Al principio, arrancar la venda, puede que duelan los ojos pero luego... Se ven tantos bellos colores... ¿Quien querría seguir viviendo con una venda en los ojos...?

Imagen

Artículo sobre Blas Infante en el Blog "Castilla Unida" (Creo que responde a la pregunta que formuló sobre Blas Infante)
Blas Infante es el padre del “andalucismo” político. La “Andalucía autonómica” lo ha adoptado como santo patrón. Hace unos meses, el eurodiputado del PP Aleix Vidal-Quadras se permitía comentarios peyorativos sobre la obra y el pensamiento de Infante. La reacción fue notable: un municipio de Málaga (gobernado por el PP) ha declarado a don Aleix “persona non grata” y el propio Rajoy escribió a Manuel Chaves pidiendo perdón. Sin embargo, ¿quién era realmente Blas Infante? La Liga Morisca española lo tiene claro: Blas Infante se convirtió al islam y su andalucismo era una vía de restauración musulmana. Estos son los datos. Realmente reveladores.

No tenemos nada en contra o a favor de las religiones cristianas y musulmanas, lo único que pedimos es que se queden en el ámbito estrictamente personal, la experiencia hstórica nos dice que no sale nada bueno de mezclar política y religiones monoteistas universalistas.

Ocurrió el 15 de septiembre de 1924. El suceso se narra pormenorizadamente en la web de la Liga Morisca:www.islamyal-andalus.org. Blas Infante, buscando raíces andaluzas fuera de España, viaja a Agmhat, cerca de Marrakech, para rendir homenaje a Al-Mutamid, último rey moro de Sevilla. Allí, en Agmhat, se convierte al Islam. La web de la Liga Morisca aporta como prueba documental de la conversión de Infante al Islam la siguiente:

Muhammed Ali Cherif Kettani en su libro “Inbia’t al Islam fi Al-Andalus”, escrito en lengua árabe, cuya traducción podría ser “El resurgimiento del Islam en Al-Andalus”, editado por la Universidad de Islamabad en el año 1992, lo relata de la siguiente forma: 15 de Septiembre de 1924…“hace la “Shahada” en una pequeña mezquita de Agmhat”, adoptando el nombre de Ahmad. “Sus testigos del acto por el que se reconocía musulmán, fueron dos andalusíes nacidos en Marruecos y descendientes de moriscos: Omar Dukali y otro de la kabila de Beni-Al-Ahmar”.

La Liga Morisca reproduce también jugosas frases de los manuscritos de Infante. Las reproducimos parcialmente, no sin recomendar al lector interesado que visite la web citada. Así escribía Infante:

“Más de un millón de hermanos nuestros, de andaluces expulsados inicuamente de su solar -las causas de los pueblos jamás prescriben- hay esparcidos desde Tánger a Damasco, según comunicaba hace un año uno de nuestros más esforzados paladines, el infatigable y culto Gil Benumeya. El recuerdo de la Patria (…) lejos de esfumarse, se aviva cada día. Ellos constituyen, con el reconocimiento de los pueblos fraternos, que los mantienen en su hospitalidad, la élite de la sangre y del espíritu de esos países. Yo he convivido con ellos, he sufrido con ellos, he aspirado con ellos la esperanza de nuestra común redención porque esta redención o será común o no será nunca.

”El año 1924 me determiné a reanudar las peregrinaciones que nuestros padres hicieron durante algún tiempo a la tumba de uno de los hombres más representativos del espíritu de nuestra tierra, Abu-l-Qasim ibn Abbad, rey verdadero de Sevilla, Córdoba, Málaga y el Algarbe. El último peregrino había sido un hijo de mi serranía de Ronda, Aljatib, ministro del sultán de Granada, en el siglo XIV. Seis siglos sin que Andalucía enviase ya su “saudad” por uno de sus hijos al sepulcro del Rey poeta que murió en el destierro lejano invocándola en sus versos dolorosos.

”El pueblo andaluz fue arrojado de su Patria (…) por los reyes españoles y unos moran todavía en hermanos, pero extraños países y otros, los que quedaron y los que volvieron, los jornaleros moriscos que habitan el antiguo solar, son apartados inexorablemente de la tierra que enseñorean aún los conquistadores. Y es preciso unir a unos y otros. Los tiempos cada día serán más propicios. En este aspecto, hay un andalucismo como hay un sionismo. Nosotros tenemos, también, que reconstruir una Sión.

”(Al Mutamid) Fue el último Rey indígena que representó digna y brillantemente una Nacionalidad y una cultura intelectual que sucumbieron bajo la dominación de los bárbaros invasores. Túvose por él una especie de predilección como por el más joven, como por el benjamín de esta numerosa familia de príncipes poetas que habían reinado en el Andalus. Se le echó de menos como a la última rosa de la primavera”.

”Ni los cristianos del Norte ni los fundamentalistas del Sur eran andaluces. Si la opinión vulgar admite y repite el carácter extranjero de las huestes africanas, debiera en lógica simetría llamar igual a aquellos “ifranyi”, que se decían herederos de la Bética cuando descendían a gritos de los bárbaros invasores godos que hundieron Roma. Tomás de Aquino llegó a Aristóteles gracias a nuestro Averroes. Todo un símbolo. Y el Dante…”

¿Dónde queda Bizancio y su continuidad de la tradición greco-latina durante 1000 años?

”La Kutubia se adelanta en la visión ofreciéndome una emoción de hogar, anulando ante mi sensibilidad motivos o impresiones de extranjería (…). Una asociación de ideas modula y contesta la pregunta de la grácil torre acerca de sus dos únicas hermanas en la familia de las grandes torres almohades: la sevillana Giralda cubierta con el gorro del cautiverio de la pesada cúpula cristiana que sustituye el airón del minarete y la inconclusa que parece mutilada rabatí de Muley Hasan.

”Yo no soy forastero en Marrakech. Los moros andaluces predominan en la constitución étnica de la medina musulmana. Presidiendo la soterrada construcción psíquica que mi recuerdo excava ahora, los espíritus de los andaluces ilustres inspiradores de los Califas más cultos del Mogreb que aquí tuvieron su centro imperial, la sombra acogedora de Ibn Tufail, el insuperable viviente hijo del vigilante, discierne aún hospitalidad a los peregrinos que vienen de su tierra andaluza (…). Marrakech es para mi peregrinación, el límite de la tierra Santa, del Templo. En las formas de mi espíritu, ahora, los ritos viven. El alma ahora tiene oración, se ha encendido un religioso fervor. Ha vestido el “hizam” del “alhinchante” (peregrino). Hago una ablución en la fuente de la historia, con fecundos valores, hijos de una cultura que se pretendió cegar y que se hizo subterránea y de oscuro discurso.

”¿Qué nos queda del Islam? Nos queda del Islam el sentimiento de poder de Allah y su equilibrio. El Islam no es solo espiritualidad, es también movimiento. Vivir no es solamente una idea, sino un conocimiento, y este conocimiento es nuestra experiencia de Al-Andalus en su época de esplendor.

”El Profeta de nuestros antepasados de Al-Andalus que, como todos los profetas, será nuestro profeta, y el de todos los hombres libres en tanto cuanto digan la verdad, anunció esta verdad incontrovertible: “¡Ay del día en que un espíritu no comprenda a otro espíritu. Porque el espíritu es espíritu como la luz es luz!” Trabajemos con suma cautela en estos principios para que Andalucía vuelva a ser inspirada por su propio genio y porque su libro vuelva a ser el Al-Korán como dice la Sura III: Aquellos a quienes les hemos dado Al-Korán y lo leen como deben leerlo.”

Blas Infante fue oficialmente declarado “Padre de la Patria Andaluza e ilustre precursor de la lucha por la consecución del Estatuto de Autonomía para Andalucía” en 1983 por el Parlamento de Andalucía. La declaración figura nada menos que en el Preámbulo del Estatuto de Autonomía.

Imagen

Avatar de Usuario
CaminodelZen
Premium
Premium
Mensajes: 320
Registrado: 17 Ago 2008, 01:41
Ubicación: Aquí y Ahora
Contactar:

Re: Mi orgullo es ser Andaluz

Mensaje sin leer por CaminodelZen » 18 Oct 2009, 09:55

OTRAS ANDALUCÍAS...

Para evidenciar aún más lo que ya de por sí es evidente, traigo a colación otro punto de vista sobre Andalucía y su identidad nacional y cultural. Esta vez, de la mano de la Yamaa Islámica de Al-Andalus, que se define a sí misma de este modo: "La Yamaa Islámica de Al-Andalus Liga Morisca (YIA-LM) empezó sus actividades a finales de los años 80 y se registró como comunidad musulmana ante el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia en el año 1990. Su objetivo principal era la recuperación del Islam en territorio de Al-Andalus (...), idea fue bien acogida por los países musulmanes"

En su blog principal, cuya dirección es http://identidadandaluza.wordpress.com/ (Obsérvese que el título del blog es IDENTIDAD ANDALUZA...) hay, como no podía ser de otro modo, un espacio reservado al padre de la patria [tachar]islámica[/tachar] "andaluza"... (Bueno, lo que él creía que era la patria andaluza. El pobre andaba algo desorientado...) Ahmad, que algunos conocen por "Blas Infante" a cuyo nombre él mismo RENUNCIÓ. Y en la presentación de Ahmad (Blas Infante), puede leerse lo que a continuación transcribo:

Andalucía, que reconoce a Blas Infante “como Padre de la Patria Andaluza e ilustre precursor de la lucha por la consecución del Estatuto de Autonomía para Andalucía”. En aquella época, se necesitaba un “icono” y unos símbolos que aglutinaran a los andaluces en torno a la clase política. En la incipiente democracia, tras una transición no exenta de problemas y de concesiones por parte de los partidos de izquierda, el Partido Socialista Andaluz (P.S.A.), consigue meter un gol a los partidos centralistas con el nombramiento de Blas Infante como “Padre de la Patria Andaluza” y la aceptación de los símbolos adoptados por él en la Asamblea de Ronda. Como “icono”, reunía todas las características exigibles: mártir, asesinado por la derecha “españolista” y representante de aquel intento autonomista que la dictadura del general Franco truncó.

Pero si rompemos el “icono”, el “cliché” de Blas Infante que los políticos nos han hecho llegar, nos encontramos con una obra y un pensamiento, acompañados de acción social, política y cultural, que seguramente, ni a los políticos de ahora ni a los de antes les resulte cómodo (...), lo que más puede molestar a los representantes de las instituciones, del poder, de la enseñanza, un Blas Infante que naciendo cristiano se reconoce musulmán, recuperando el “Din”(camino del Islam) de sus antepasados, la fuerza impulsora de Al-Andalus. Para muchos, este dato resultará increíble, falso, o un intento de un grupo de “moros” para hacernos creer que el “Padre de la Patria Andaluza” es miembro de su “secta”. Debido a innumerables prejuicios, les gustaría un Blas Infante cristiano, ateo o incluso masón. Para otros, resulta políticamente incorrecto, emparentarnos con el Islam a través de un Infante “moro”, relegando toda la obra de Infante a un tercer mundo al que nadie quiere volver la vista.

Blas Infante, no solo llevaba encima la historia de ocho siglos de Islam andaluz, sino la admiración y las ansias de recuperar la esencia de aquella civilización, la esencia de Andalucía.


Efectivamente, para muchos puede resultar molesto (MUY molesto) que las ideas y las creencias de Blas Infante no sólo fuesen distintas a las de la actual comunidad autónoma llamada Andalucía sino, en muchas casos, totalmente opuestas. Lo curioso es que, como ocurre casi siempre, aquellos que hablan, defienden o admiran a Blas Infante nunca han leído sus textos, discursos y apólogos. A lo largo de este hilo hay una constante que se repite y atraganta hasta la saciedad (O hasta la llegada de estas nuevas aportaciones que, como ya apunté, vienen a ofrecer, por fin, nuevos puntos de vista sobre la naturaleza cultural e histórica de andalucía), y es que la ignorancia es muy atrevida.

Cuando se cierran los ojos con mucha fuerza pueden acabar doliendo, pero sucede que cuando al final se abren la realidad de la que se procura huir no ha cambiado. Blas Infante NO pretendía construir una comunidad autónoma como la actual. Pretendía recuperar la cultura y el territorio de Al-Andalus. Y ninguna de esas dos cosas son una realidad en la actual Andalucía, por muy padre que pretenda hacerse a Ahmad "Infante" de la actual configuración socio-política andaluza. Y esto es así. Y es verdad, sin importar a quien moleste y duela.
Amén (O آمين, en Árabe, pronunciado Āmīn, que a Ahmad le habría gustado más).

[youtube]lUOQoeiuS-U[/youtube]

Barto64

Re: Mi orgullo es ser Andaluz

Mensaje sin leer por Barto64 » 18 Oct 2009, 16:15

Agradezco, la aportación hecha por Camino del zen a este debate, una vez iluminadas bien todas las partes de nuestro escenario, donde se ve más claro el perfil de las cosas y las personas. Ahora sí, cada uno es libre de ubicarse donde quiera, pero ante la realidad presente, y no la que nos quieren vender edontre unos y otros. Un saludo.

Pensamiento en Andalú

Re: Mi orgullo es ser Andaluz

Mensaje sin leer por Pensamiento en Andalú » 20 Oct 2009, 09:05

Creo que los apuntes históricos de la relación de Blas Infante con el Islan, es eso apuntes históricos, la historia según el pensamiento del que las escribe se interpreta de distinto modo.
Un musulmán recogerá su paso por la busca de identidad del pueblo andaluz, con la búsqueda de los andalusíes expulsados de nuestra tierra.
Un cristiano buscara los valores familiares que identifico la trayectoria familiar de la familia infante que llega hasta nuestros días.
Un no creyente, realzara los valores humanos de tal personaje, valores que en aquella época no eran dado por el complejo de la clase social.
Pues por eso quiero recordar que en todo comentario de cualquier tema la interpretación es con el ojo que uno lo quiera ver.

Avatar de Usuario
CaminodelZen
Premium
Premium
Mensajes: 320
Registrado: 17 Ago 2008, 01:41
Ubicación: Aquí y Ahora
Contactar:

Re: Mi orgullo es ser Andaluz

Mensaje sin leer por CaminodelZen » 20 Oct 2009, 13:41

Muchas gracias por tu aporte. Es importante que estén presentes todos los puntos de vista de manera que cada cual puede desarrollar, ampliar, ilustrar e incluso reconducir, si lo juzga preciso y necesario, el propio.
¡Afectuosos saludos!

Avatar de Usuario
CaminodelZen
Premium
Premium
Mensajes: 320
Registrado: 17 Ago 2008, 01:41
Ubicación: Aquí y Ahora
Contactar:

Re: Mi orgullo es ser Andaluz

Mensaje sin leer por CaminodelZen » 25 Oct 2009, 00:24

Uno de mis cantaores flamencos preferido, haciendo a un lado a Marchena, es Juanito Valderrama. Cuando conoció a Dolores Abril, de la que se enamoró y con la que contrajo matrimonio, comenzaron a trabajar juntos en unas coplas flamencas donde ambos, estrofa a estrofa, se peleaban y se decían "lindezas" el uno del otro. Estas coplas se llamaron, apropiadamente, "Peleas en broma". Hoy os traigo una nueva contribución que hará las delicias de muchos y removerá los recuerdos de otros tantos. En los enlaces que suceden encontraréis una carpeta zip con 18 de esas coplas. Las más populares. Es una contribución muy difícil de conseguir y agradeceré a quien la descargue que deje algún comentario.
Ghasso!

IMPORTANTE: Todos los enlaces conducen al mismo archivo ubicado en diferentes servidores, así que sólo tenéis que descargarlo de uno de ellos. Si os enlazo a varios servidores es porque estos suelen eliminar los archivos pasado cierto tiempo o bien no pueden ser descargados correctamente.

http://www.filefactory.com/file/a0605df ... -Abril_zip
http://www.easy-share.com/1908231485/Va ... -Abril.zip
http://www.badongo.com/file/18015095
http://www.megaupload.com/?d=N6X1VM9E
http://www.sendspace.com/file/dtyehw
http://www.zshare.net/download/67453916be8f4133/

Imagen

Avatar de Usuario
CaminodelZen
Premium
Premium
Mensajes: 320
Registrado: 17 Ago 2008, 01:41
Ubicación: Aquí y Ahora
Contactar:

Re: Mi orgullo es ser Andaluz

Mensaje sin leer por CaminodelZen » 01 Nov 2009, 10:50

Imagen
Con los "tags" de "nacionalismo" y "política", Wyoming, arremetió hace un par de días contra el sentimiento "que lleva a un idiota a sentirse premiado cuando a alguien de su vecindad le otorgan el premio Nobel de la Física". Sólo hay que cambiar español por andaluz y la historia sigue y sigue... Afortunadamente, los anti-nacionalistas SOMOS MÁS (En muchos sentidos...).

Fuente: Blog "Asuntos & Cuestiones", por José Miguel Mónzón, "El Gran Wyoming":

Sorprende el señor Bono cuando, siendo ya mayorcito, se despacha con afirmaciones tan extravagantes como: “Antes que socialista soy español”. No sabemos si quiere decir que es una cosa más que otra o, simplemente, que primero fue español y más tarde se hizo socialista. Se mire como se mire, la frase no tiene desperdicio.

Yo nunca reivindico mi origen porque no me gustan los nacionalismos, y me sorprende que saque el orgullo españolista a relucir, alguien que se caga en ellos. Claro que, el nacionalismo español no cuenta como tal: Es el verdadero.

Ser español exige una serie de responsabilidades que me niego a asumir. Una es la de sentirse identificado con la bandera roja y gualda, la que llevan en la muñeca todas las personas que me detestan, la que, cuando era joven, portaban como salvoconducto los que se echaban a la calle a apalear jóvenes rojos, para que la policía les protegiera si la cosa se ponía fea.

Otra, es la de dar vivas a España. Horrible costumbre que convierte a los que no participan de esa orgía reaccionaria en antiespañoles, del mismo modo que torna en antiamericanos a los que cuestionan las matanzas orquestadas por la política exterior de EEUU. El sentimiento nacionalista es aquel que lleva a un idiota a sentirse premiado cuando a alguien de su vecindad le otorgan el premio Nobel de la Física. A mí, en mayor o menor medida, también me pasa, pero lucho contra esa emoción absurda, no busco el aplauso con ella. No necesito reafirmarme en mi españolismo, me gustaría serlo menos, me conformo con respetar a mis conciudadanos aunque, viendo lo que votan, cada día me duelen más.

Pensamiento en Andalú

Re: Mi orgullo es ser Andaluz

Mensaje sin leer por Pensamiento en Andalú » 02 Nov 2009, 14:17

Me colocas al nacionalismo andaluz como si una aberración fuera, todos los nacionalismos no son iguales, como no son iguales dos personas se podrán pareces pero su físico no son iguales. En este contesto puedo decirte lo siguiente mi sentimiento nacionalista andaluz es como el sentimiento sobre la familia.
Yo quiero mas a mi hijo pues es ser de mi propia carne, también quiero a mis padres de otro modo porque soy carne del que me dio la vida, también quiero a mi hermano de otro modo pues es carne de mis padres, también quiero a mi sobrino de otro modo pues es ser de la carne de mi hermano, también quiero a mi tío pues es ser de la misma carne que mi padre, con esto te quiero decir que el nacionalismo andaluz que yo creo es el amor a una tierra, pero por ser la mas cercana la quiero mas, mientras sea mas cercana a mi tierra esta será mas comprendía por mi, sin que las otras sea despreciables.
Todos desearíamos un mundo mejor pero la lucha de las desigualdades comienza por los tuyos primero, sin dejar de participar con los demás.
El nacionalismo andaluz no es la peste, el nacionalismo andaluz nace de las injusticias que otros proclaman y que no les dan soluciones frente a otros ciudadanos que se favorecen.

Responder